viernes, 29 de enero de 2010

Su Majestad, Lola Beltrán

Para un autor que llevó el azote a niveles desbordados, "La Noche de Mi Mal" es una rola desmesuradamente azotada. No puede ser que alguien diga "si yo te hubiera dicho, no me dejes/ mi propio corazón se iba a reír", incluso el rechazado se ríe de sí mismo por implorarle a su amor que no lo abandone.

Para una cantante que llevó la interpretación a fronteras que, para mi desgracia, no volveremos a ver jamás, la versión de "La Noche de Mi Mal" de Lola Beltrán es inconcebible. Algo le pasó a Lola con esta rola: o Alfredo Leal la dejó cantándosela, o uno de sus amantes la abandonó enviándole ésta rola, lo cierto es que no puede ser que alguien cante así nomás porque sí. Segurito que Lola sangraba al cantarla.

La canción es del más grande poeta del género ranchero. La versión es de la mujer cuya voz escucho incluso cuando duermo, y sin la cual no puedo estar un sólo día.

La canción es tan poderosa, tan agria y áspera, que sólo existe una forma de cantarla: así.

3 comentarios:

MAAG dijo...

Pensé por un momento en la versión de Lila Downs, la escuché, luego fui con Lola y su también versión de estudio (http://www.youtube.com/watch?v=u9EL4YIYk30) y, pues, para que nos hacemos: por algo es grande la Beltrán. El resto son capillitas.

Mujer Maravilla a la Mexicana GG dijo...

Pues sí de que no se puede cantar con ese sentimiento de a gratis estoy de acuerdo. Esta canción sí me llegó la anterior que posteaste de Antonio Aguilar la verdad no.

¿Por cierto quíen es el autor?

Un abrazo

Edgar Amador dijo...

La canción es de José Alfredo Jimenez. La versión de Lila Downs es excelente, a mi Lila me encanta, se me hace la majoe contante viva. Pero yo ya me casé con Lola Beltrán.