domingo, 26 de julio de 2009

"Como la LLuvia" de José Emilio Pacheco

Siguiendo una tradición de poetas que producen grandes libros en su vejez (pienso en "Arbol Adentro" de Octavio Paz, por ejemplo), José Emilio Pacheco ha sacado de la imprenta un bello ejemplar: "Como la Lluvia", publicado como toda su obra desde hace tiempo, en Editorial Era.

Una de las cosas buenas que nos deja el haber festejado los setenta años del Maestro recientemente, fue justamente que se han publicado nuevos textos suyos: su precisa versión del "Cantar de los Cantares", y ahora este nuevo volumen que contienes sus poemas escritos en 2001-2008.



Es el libro que más me ha gustado de Pacheco en muchos años, aquí está el tremendo pesimista de "Mayoría de Edad", y "Tener y no Tener"; el moralista de "El Mendigo de Palma", "Morgue" y "Contra el Tirano"; el incansable lector e intérprete de la Antología Griega en los epigramáticos "De Sobra" y "Digo", y el muy pachequiano, límpido poeta de "Nubes" y "Hierba de Ayer".

Este ejemplar en particular lo puso en mis manos Mijail Lamas, quien según sus propias palabras, recibió la instrucción de entregármelo de parte del mismo Maestro. Si es así, su generosidad me consterna. Si es una mentira piadosa de Mijail, se lo agradezco. En cualquiera de los dos casos, tiemblo de contento.

No voy a decir más. Pacheco ha agregado una nueva, hermosa pieza al airoso corpus de su obra, y eso para mí ya es motivo de alegría. Lean el libro, es emocionante ver como Pacheco sigue preguntándose por el pasar del tiempo.

Hace poco, la última vez que platiqué con Omar Mejía, hablamos justamente del tema que ocupa a "Folletines y Melodramas". Los dejo con ese bello poema, que me ha dejado sobre todo el último, inmejorable, terceto:

En realidad mis obras predilectas
Son las inconfundibles que distinguen
Entre buenos y malos sin matices.

Reconforta pensar: Estoy del lado
Del bien y la justicia y al final
Encontrarán castigo los villanos.

Ya que en el mundo nada de esto ocurre
Me acojo a la ilusión por un instante:
La verdad es dolorosa y no la acepto.

1 comentario:

Panurgo dijo...

Don Edgar, hoy por la tarde, después de leer tu nota, me fui a buscar (en medio de la lluvia) “Como la Lluvia” y no tuve suerte, así que dejé sendas y poco amables quejas en la gandhi y en el sotano.
Pero bueno, Tarde o Temprano va a llegar a mis manos lo nuevo de don José Emilio que elocuentemente condensó en nueve versos nuestra bizantina plática. Espero, nomás tenga el libro en mis manos, podamos darnos el gusto de comentar a este tremendo poeta.
SaluT!
OMC