lunes, 20 de julio de 2009

Un Amoroso Adiós a Ulalume González de León

Sigue sin haber en la lengua castellana, una colección de poesía tan bella en términos de imprenta, como "Las Dos Orillas". La legendaria colección de poesía de Joaquín Mortiz, con un solo color en las dos portadas, y con un canto blanco, y con letras blancas en aparente bajo relieve, siguen siendo a mi parecer, los libros de poesía más bonitos que se hayan hecho.

Allí, en "Las Dos Orillas", compre hace muchísimos años, en la Librería de Cristal de Los Mochis (los ejemplares han de estar aún en la biblioteca de mi prepa), Plagio I y Plagio II, de Ulalume González de León.

Uruguaya, no era ajena a esa sensibilidad hermana de la cursilería tan cara a la poesía sudamericana, pero probablemente por su contacto ancestral con la poesía mexicana, y con Octavio Paz y su grupo, la poesía de Ulalume no cayó del todo en esa facilidad enmielada.



Va como ejemplo, Acto Amoroso uno de sus más bellos poemas para ilustrar justo el punto anterior:

:dos se miran uno al otro
hasta que son irreales

entonces cierran los ojos

y se tocan uno al otro
hasta que son irreales

entonces
guardan los cuerpos

y se sueñan uno al otro
hasta que son reales

que despiertan:
dos se miran…



Y les dejo con éste, bellísimo, entre tanka japonesa, con influencias de Octavio Paz y Ramón Xirau, que preludia a nuestra Coral Bracho, pero que de principio a fin, es Ulálume. Jardín Escrito:

En el jardín que recuerdo
sopla un viento que mueve las hojas
del jardín donde ahora estoy escribiendo

En el jardín que imagino
sopla un viento que mueve las hojas
del jardín que recuerdo

Y en el jardín donde ahora
estoy escribiendo
sopla un viento que mueve las hojas
sin jardín:
armisticio
de fronda imaginaria y de fronda recordada

pero tabmién las hojas verdes
del jardín donde escribo

pero también las hojas blancas
en que estoy escribiendo

y nace otro jardín


Adiós, enorme señora.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Edgar, tengo cerca de una hora leyendo y releyendo algunos de tus post. Llegue como si nada. No te conocía. La liga fue un post en el blog de Alberto Ruy Sánchez, que me llevó a otro de Aurelio Asiain y de ahí a "Las Piedras del Camino". Me encanta la conjunción de poesía, economía, tus recomendaciones de libros. Aún no llego a la política y a los ranchos.... jaja. Desde hoy seré una asidua pasajera, saludos. Ángeles

Edgar Amador dijo...

Angeles, sea usted muy bienvenida.