lunes, 29 de septiembre de 2008

La única salida: hacer de tripas corazón (¿Renuncia Paulson?)


Ni el más pesimista lo esperaba: un rechazo del Fobaproa USA.

Ya de por sí el plan presentado en el Congreso distaba mucho de la "licencia para rescatar" que pedía Henry Paulson, y era mucho más gradual y menos poderoso que lo que se necesitaba para salvar al sistema bancario del colapso.

El rechazo produjo la caída en puntos (778 pts) más pronunciada en la historia del Dow Jones, e hizo ver a Wall Street como (lo que es) un mercado emergente, el Nasdaq se hundió prácticamente 10%, y el S&P 500 se hizo pedazos.

¿Qué sigue? ¿De veras vamos a una recesión imparable y profundísima producto de la aversión de los legisladores estadounidenses a aprobar un rescate bancario faltando un mes y medio para las elecciones?

Lo importante es que los segundos y los minutos son importantes: este lunes quebraron cuatro bancos en Europa y Wachovia acabó en la panza de Citigroup. El mercado se está consolidando a una velocidad superior a la necesaria para hacer un mínimo due dilligence, pero todas las fusiones y adquisiciones se están dando bajo un supuesto: el rescate bancario vendrá. De no darse, Wachovia puede quebrar a Citi y así por el estilo.

Las consecuencias de un no rescate bancaria serían tan funestas y llevarían literalmente a todo el mundo al colapso, que en lo que sigue aventuramos algunos escenarios posibles para el Plan B.

1.-El gobierno de los Estados Unidos juega rudo y Paulson presenta su renuncia: en este escenario, Paulson amenaza con irse, o simplemente se va, poniendo al sistema ante el predicamento de despeñarse hacia el precipicio. La caída de hoy demostró al mundo, incluyendo a los legisladores estadounidenses, que no se puede jugar con fuego, y que si no aprueban pronto una nueva versión, el colapso será su entera responsabilidad, forzándolos a una aprobación.

2.-Los legisladores retoman la iniciativa y preparan, presentan y aprueban, una versión más moderada del Fobaproa USA. Si ya de por sí la versión rechazada no era lo más efectivo para salvar al sistema bancario, una versión recortada no ayudará tampoco, pero quizá sea lo único que tenga posibilidades de funcionar.

3.-El gobierno de Estados Unidos utiliza sus poderes ejecutivos y usa fondos de emergencia: esta salida se ha usado varias veces, entre ellas para salvar a México en 1994. El problema aquí es que los fondos son limitados, e insuficientes para enfrentar la magnitud de la crisis ante la que estamos.

4.- Una combinación de las tres anteriores.

La última posibilidad es por supuesto, que nada pueda ser aprobado, y que los mercado sigan despeñándose ante las salvas inútiles de liquidez disparadas por la Fed (este lunes inyecto reportos por 630 mil millones de dólares, casi los 700 mil pedidos por el tesoro al Congreso).

Simplemente es imposible pensar que el escenario catastrófico se pueda materializar: sería demasiado arriesgado. Pero por lo pronto, caminamos en la orilla del precipicio.

2 comentarios:

IMPACT dijo...

Hola, Soy Economita; quiero felicitarte por tus Analisis que Haz Hecho en CNN en español en ARISTIGUI, SALUDOS...

mi correo es econcesar@hotmail.com quisiera comunicarme contigo!!!

Edgar Amador dijo...

Hombre, pues es un honor recibir tus comentarios, la verdad es que es muy bueno poder intercambiar opiniones y platicar. Mi mail es edgar_amador@yahoo.com.mx